Datos destacados

Edad del Feto: 14 semanas

Tamaño del bebé: entre 10 y 11 cm y un peso de 80 gramos.

Tamaño de la madre: llegando a las 16 semanas de embarazo suele iniciarse la época en que las mamás están más guapas. Al aumentar el flujo de sangre a la piel las mujeres embarazadas parecen estar más deslumbrantes que nunca.

Situación de desarrollo del bebé: empiezan a diferenciarse algunas articulaciones, como las rodillas, los tobillos, los codos y las muñecas. También da patadas, aunque es un poco pronto para notarlas.

También empieza a cerrar y abrir las manos, con lo que se coge una mano con otra, el cordón umbilical e incluso los pies. Esto se considera el inicio del reflejo de presión. También le aparecen las uñas en manos y pies.

La prueba de la alfa-fetoproteína

Ya ha llegado a las 16 semanas del embarazo y es importante conocer la prueba de la alfa-fetoproteína. Conforme el feto va creciendo en su interior, produce una proteína denominada alfa-fetoproteína. La concentración de esta proteína en el líquido amniótico va aumentando progresivamente. Algunas de estas proteínas atraviesan las membranas fetales y entran en el sistema circulatorio de la madre, por lo que se puede determinar el nivel de alfa-fetoproteína que contiene el líquido amniótico haciendo un análisis de la sangre de la madre.

afa-fetoproteinaUna concentración elevada de alfa-fetoproteína puede ser muy significativa en determinados momentos del embarazo. Entre las semanas 16 y 18 de gestación, se suele practicar la prueba de la alfa-fetoproteína. El momento en que se realiza la prueba es importante, ya que los resultados obtenidos se deben evaluar teniendo en cuenta la edad gestacional del feto y el peso de la madre. Presentar un nivel elevado de alfa-fetoproteína puede indicar que el feto tiene problemas, como una espina bífida (un problema en el cierre de la médula espinal) o una anencefalia (una anomalía muy grave en el sistema nervioso central). Algunos investigadores también han detectado una asociación entre un bajo nivel de alfafetoproteína y el síndrome de Down. Antes, la única forma de saber si un feto presentaba este síndrome era mediante la amniocentesis.

Si el nivel de alfa-fetoproteína se sale de los límites de la normalidad, se practica una ecografía detallada para determinar si el feto presenta espina bífida, anencefalia o síndrome de Down. Esta ecografía también puede ayudar a precisar lo avanzado que está el embarazo.

La prueba de la alfa-fetoproteína se practica a todas las mujeres embarazadas de forma rutinaria. Si no se la proponen, pídala. Apenas implica riesgos para la madre y proporciona una valiosa información sobre cómo está creciendo y desarrollándose el feto.

Consejo de la semana: Las hemorroides

hemorroides-durante-el-embarazoLas hemorroides, vasos sanguíneos dilatados alrededor o en el interior del ano, son un problema bastante habitual durante o después de un embarazo. Están provocadas por el incremento de la irrigación sanguínea en el área que rodea el útero y la pelvis debido al mayor peso del útero, que provoca congestión o bloqueo de la circulación. A veces las hemorroides empeoran al final del embarazo y en embarazos sucesivos. El tratamiento de las hemorroides incluye evitar el estreñimiento ingiriendo abundante fibra y bebiendo mucho líquido. También se pueden evitar las hemorroides utilizando productos que reblandecen las heces. Otras medidas incluyen los baños de asiento o los supositorios para evacuar, que se pueden adquirir sin receta médica. Durante el embarazo, las hemorroides se tratan quirúrgicamente en contadas ocasiones.

Después del parto, las hemorroides suelen mejorar, pero a veces no desaparecen completamente. Se puede utilizar cualquiera de los tratamientos que acabamos de mencionar. Si le molestan mucho, coménteselo a su médico, quien le indicará el tratamiento más adecuado para su caso.

Aliviar las molestias provocadas por las hemorroides

Si las hemorroides representan un problema, pruebe cualquiera de las siguientes recomendaciones para mitigar las molestias:

  • Descanse al menos una hora diaria con pies y caderas en alto.
  • Por la noche, duerma estirada de costado, con una pierna ligeramente flexionada por la rodilla (posición de Sims).
  • Ingiera abundante fibra y abundante líquido.
  • Báñese en agua templada (no caliente).
  • Los supositorios para evacuar, de venta sin receta, pueden ayudar.
  • Aplíquese cubitos de hielo o bolitas de algodón impregnadas de extracto de Nogal de Brujería (Hamamelis) en la zona afectada.
  • No permanezca sentada durante mucho tiempo seguido.

Un consejo sobre la alimentación

arrozHemos llegado a las 16 semanas de embarazo y nos parece interesante hablar de los Hidratos de Carbono. Los hidratos de carbono son una de las principales fuentes de energía para un bebé en proceso de desarrollo. Estos alimentos también garantizan que el cuerpo de la madre utilice las proteínas eficazmente. Los alimentos pertenecientes a este grupo son casi intercambiables entre sí, por lo que debería resultarle relativamente fácil ingerir la cantidad que necesita. Entre las fuentes de hidratos de carbono que puede elegir y sus raciones recomendables, se incluyen las siguientes:

  • pasta o cereales, como el arroz, cocinados: 1/2 taza
  • cereales crudos: 30 g
  • bollos: 1/2
  • pan: 1 rebanada
  • panecillos: 1 de tamaño medio