Datos destacados

Edad del Feto: 18 semanas

Tamaño del bebé: entre los 14 y los 16 cm, y pesa unos 260 g.

Tamaño de la madre: esta semana marca el punto medio del embarazo. Recuerde que un embarazo completo dura 40 semanas desde el inicio del último período menstrual.

En estas 20 semanas de embarazo probablemente podrá sentir el útero justo a la altura del ombligo. Su médico habrá estado controlando su aumento de peso y el crecimiento de su útero. Es posible que hasta ahora este crecimiento haya sido irregular, pero se suele regularizar a partir de la semana 20.

Situación de desarrollo del bebé: en estas 20 semanas de embarazo, la epidermis del bebé consta de 4 subcapas. Una de esas subcapas contiene crestas epidérmicas, a partir de las cuales se formarán las superficies de las yemas de los dedos, las palmas de las manos y las plantas de los pies, que están genéticamente determinadas.

La piel del bebé

bebe-embarazoLa piel que cubre el cuerpo del bebé consta de dos capas: la epidermis, o capa más superficial, y la dermis, la más profunda.

La dermis, debajo de la epidermis, tiene prolongaciones que se proyectan hacia arriba penetrando en la epidermis. Cada proyección contiene un pequeño vaso sanguíneo (capilar) o un nervio. Esta capa también contiene una gran cantidad de tejido adiposo.

Los bebés nacen cubiertos de una sustancia blanca y viscosa denominada vérnix. El vérnix, que es secretado por las glándulas sebáceas de la piel aproximadamente durante la semana 20 de embarazo, protege al bebé del líquido amniótico.

El pelo aparece entre las semanas 12 y 14 de embarazo. Crece a partir de la epidermis; las terminaciones de los pelos (papilas capilares) están enraizadas en la dermis. Los primeros pelos crecen en el labio superior y las cejas. Cuando se aproxima el momento del parto, este pelo se suele caer, siendo sustituido por un pelo más recio que crece en otros folículos.

Información acerca del desarrollo del corazón y del sistema circulatorio

Aproximadamente en la tercera semana de desarrollo fetal se unen dos tubos para formar el corazón. El corazón se empieza a contraer aproximadamente el día 22 de vida fetal o al principio de la quinta semana de gestación. En las ecografías, se pueden ver los latidos del corazón tan pronto como en la 5ª o 6ª semana de embarazo.

El tubo del corazón se divide en varias protuberancias, que se acabarán convirtiendo en cuatro cámaras, denominadas ventrículos (derecho e izquierdo) y aurículas (derecha e izquierda). Estas divisiones se forman entre la sexta y la séptima semana. Durante la séptima semana crece un tejido entre las aurículas derecha e izquierda, y se forma una obertura entre ambas aurículas, denominada comunicación intraauricular oval. Esta abertura, que permite que la sangre pase de una aurícula a otra saltándose el paso de los pulmones, se cierra en el momento del nacimiento.

feto-embarazoEntre los ventrículos, las cámaras que hay en la parte inferior del corazón (ubicados debajo de las aurículas), también crece un tejido que los separa. Las paredes ventriculares son de fibra muscular. El ventrículo izquierdo bombea sangre hacia el cuerpo y el cerebro, mientras que el derecho bombea sangre hacia los pulmones.

Las válvulas cardíacas se desarrollan al mismo tiempo que las cámaras, y sirven para llenar y vaciar el corazón. Los sonidos del corazón y los soplos se producen cuando la sangre pasa a través de las válvulas.

El feto obtiene el oxígeno de la madre. La sangre del feto fluye hacia la placenta a través del cordón umbilical. En la placenta, parte de los nutrientes y el oxígeno que ha incorporado la madre se transfiere a la sangre del feto. Aunque la circulación sanguínea de la madre y la del feto se aproximan mucho, no llegan a entrar en contacto. Se trata de dos sistemas separados.

Al nacer, el bebé tiene que pasar de depender completamente del oxígeno materno a depender de su corazón y sus pulmones. Se cierra la comunicación intraauricular oval, y la sangre pasa al ventrículo derecho, la aurícula derecha y los pulmones, para oxigenarse por primera vez. Realmente se trata de una transformación milagrosa. A partir de la semana 18, se pueden detectar algunas malformaciones cardíacas en las ecografías. Esto puede ayudar a identificar algunos problemas como el síndrome de Down. Los ecógrafos expertos buscan defectos cardíacos específicos. En el caso de que se sospeche alguna anomalía, generalmente se practican una serie de ecografías para realizar un seguimiento de la marcha del embarazo.

El incremento del flujo vaginal durante el embarazo

informacion-para-embarazadasDurante el embarazo, es normal tener más flujo vaginal que de costumbre, lo que se conoce como leucorrea. Estas secreciones suelen ser blancas o amarillentas y bastante densas. No se trata de ninguna infección. Creemos que están provocadas por el incremento de la irrigación sanguínea en la piel y los músculos que rodean la vagina, lo que determinan que ésta adquiera un matiz violeta o azul. Esto, que su ginecólogo podrá apreciar desde las primeras etapas del embarazo, se denomina signo de Chadwick. Si tiene mucho flujo, tal vez tenga que llevar compresas o salvaeslips. Evite las medias y la ropa interior de nailon; lleve siempre ropa interior de algodón.

Las infecciones vaginales pueden ocurrir durante el embarazo. Las secreciones que acompañan a estas infecciones suelen oler bastante fuerte, son de color amarillo o verdoso, y provocan irritación y picores en la vagina. Si presenta alguno de estos síntomas, vaya al médico. Muchas cremas y antibióticos que se utilizan para tratar las infecciones vaginales son seguras durante el embarazo.

Cómo repercute su comportamiento en el desarrollo del bebé unas molestias denominadas dolor del ligamento redondo. No es el síntoma de ningún problema, sino una señal de que su útero está creciendo. Es posible que sólo le duela un lado, o que el dolor sea más intenso en un lado que en otro. Ese dolor no le puede perjudicar a usted ni al bebé.

Si experimenta dolor, tal vez se encuentre mejor estirándose y descansando. Si el dolor es intenso o si presenta también otros síntomas, hable con su médico. Entre las señales de alarma indicativas de problemas graves se incluyen la hemorragia vaginal, la pérdida de líquido amniótico por la vagina y el dolor intenso.

Duchas vaginales durante el embarazo

La mayoría de los médicos están de acuerdo en que se deben evitar las duchas vaginales durante el embarazo. La ducha vaginal utilizando una jeringuilla está terminantemente prohibida. Estas duchas pueden provocar pérdidas de sangre o problemas más graves, como son los aeroembolismos. Los aeroembolismos se producen cuando el aire penetra en el torrente sanguíneo a causa de la presión ejercida durante la ducha vaginal. Ocurre en contadas ocasiones, pero puede tener consecuencias muy graves.

Un consejo sobre la alimentación

En esta 20 semana del embarazo tenemos que hablar de los edulcorantes. Muchas mujeres toman educorantes artificiales para reducir el aporte de calorías. El aspartamo y la sacarina son los dos edulcorantes artificiales más utilizados. El aspartamo, un edulcorante que se añade a muchos alimentos y bebidas para reducir su contenido en calorías, es una combinación de fenilalanina y ácido aspártico, dos aminoácidos.

aspartamoHa habido controversia sobre la seguridad del consumo de aspartamo durante el embarazo. Le recomendamos consumir alimentos que no contengan este edulcorante, ya que hasta la fecha existen dudas sobre su seguridad tanto para la mujer embarazada como para el feto en proceso de desarrollo.

La sacarina es otro edulcorante artificial que se añade a muchos alimentos y bebidas. Aunque en la actualidad no se utiliza tanto como antes, sigue estando presente en muchos alimentos, bebidas y otras sustancias. Las pruebas llevadas a cabo por el Center for Science in the Public Interest de Estados Unidos sobre esta sustancia no indican que sea segura durante el embarazo. Quizá sería mejor que se abstuviera de consumir productos que contengan sacarina durante el embarazo.

A no ser que para usted sea totalmente necesario, no utilice edulcorantes artificiales o aditivos alimentarios durante el embarazo. Quizá lo mejor sería que eliminara de su dieta cualquier sustancia que no necesite realmente.