Datos destacados

Edad del Feto: 24 semanas

Tamaño del bebé: mide unos 35 cm. y pesa poco menos de un kilogramo. Unos 920 gr.

Tamaño de la madre: al dilatarse, el útero llena toda la pelvis, y la piel y los músculos abdominales se estiran. El picor abdominal es una consecuencia bastante natural de este proceso. No hay ningún problema en utilizar cremas o lociones para mitigar los picores. Intente no rascarse ni irritarse la piel, podría empeorar las cosas.

Situación de desarrollo del bebé: en esta 26 semana de embarazo, un bebé pesa menos de 1 kg y es sumamente pequeño. Los bebés que nacen tan pronto tienen pocas probabilidades de sobrevivir. Probablemente pasará varios meses ingresado en el hospital, con el riesgo de contraer infecciones y de tener otras complicaciones posibles.

La función hepática

Nos encontramos en la 26 semana de embarazo y creemos que es conveniente que se informe de la función hepática en bebés y adultos. Los sistemas de órganos del bebé se están especializando en funciones concretas. Centrémonos en el hígado. La función del hígado fetal difiere de la del hígado adulto.

Las enzimas (sustancias químicas) que se fabrican en el hígado de un adulto son importantes en distintas funciones corporales. En el feto también están presentes esas enzimas, pero a niveles más bajos que después del parto.

26-semanas-de-embarazoUna función importante del hígado es la descomposición y eliminación de la bilirrubina. La bilirrubina se produce a partir de la rotura de los glóbulos rojos. La vida media de un glóbulo rojo fetal es más corta que la del glóbulo rojo de un adulto. Por este motivo, un feto produce más bilirrubina que un adulto.

El hígado fetal tiene una capacidad limitada para descomponer la bilirrubina, eliminándola del torrente sanguíneo. La bilirrubina pasa de la sangre fetal a la sangre de la mádre a través de la placenta. El hígado de la futura madre se encarga de eliminar la bilirrubina fetal. Si un bebé nace prematuramente, es posible que tenga problemas para procesar la bilirrubina porque su hígado es demasiado inmaduro para eliminar esta sustancia del torrente sanguíneo.

Un recién nacido con un nivel elevado de bilirrubina puede presentar ictericia. Los bebés con ictericia tienen los ojos y la piel de color amarillento. La ictericia se suele tratar con fototerapia. Esta técnica utiliza la luz para que penetre en la piel del bebé y destruya la bilirrubina.

La ictericia del recién nacido se desencadena cuando el sistema del bebé tiene que tomar el relevo de la metabolización de la bilirrubina, función que antes asumía la madre, y el hígado del bebé no da abasto. Por este motivo, la ictericia suele aparecer en bebés inmaduros cuyo hígado no está preparado para asumir esa función.

Un consejo sobre la alimentación

proteinas-embarazoLas proteínas le aportan aminoácidos, que son fundamentales para el crecimiento y la reparación de los tejidos del embrión/feto, la placenta, el útero y las mamas. El embarazo incrementa los requerimientos de proteínas. Intente ingerir 50 g diarios de proteínas durante el primer trimestre, y 60 durante el segundo y tercer trimestres. De todos modos, las proteínas deberían representar solamente un 15% del aporte total de calorías. Hay muchas fuentes de proteínas que son ricas en grasas. Si usted necesita controlar el consumo de calorías, elija alimentos proteicos de bajo contenido en grasas como la volatería, el pescado, la carne roja, los huevos, las judías, los frutos secos y los guisantes.

Los bloques del cerebro

La colina y el ácido docosahexaenoico (ADE) ayudan a construir Ias células cerebrales del bebé durante el desarrollo fetal y después del parto, si mama del pecho materno. La colina se encuentra en la leche, los huevos, los cacahuetes, el pan laborado con harina integral y la ternera. El ADE se encuentra en el pescado, la yema de huevo, la volatería, la carne, el aceite de canola, las nueces y el germen de trigo. Si usted ingiere estos alimentos durante el embarazo y la lactancia, ayudará a su hijo a obtener esos suplementos tan importantes.