Datos destacados

Edad del Feto: 26 semanas

Tamaño del bebé: en esta 28 semana de embarazo, su estatura total se encuentra en torno a los 35 cm (25 centímetros desde el vértex hasta la rabadilla). Su peso aprox. se encuentra entre 1 y 1,1 Kilogramos.

Tamaño de la madre: Notará cómo se mueve el bebé (las famosas “patadas”) es uno de los mayores placeres de estar embarazada.

Situación de desarrollo del bebé: además del peso y la longitud de vértex a rabadilla, a partir de ahora mencionaremos también la estatura total o longitud de vértex a talón del bebé. Así podrá hacerse una idea todavía mejor del tamaño de su bebé durante la última parte del embarazo.

Caídas y lesiones

Las caídas son la causa más frecuente de las lesiones menores durante el embarazo, sobretodo llegando a la semana 28. Afortunadamente, la mayoría de caídas no suelen provocar lesiones graves a la madre ni al bebé. El útero está bien protegido en el abdomen dentro de los huesos de la pelvis. También hay que tener en cuenta que el bebé está protegido por la amortiguación que le proporciona el líquido amniótico. El útero y la pared abdominal de la madre también ofrecen cierta protección.

Ante una caída

Si usted se cae, contacte con su médico; tal vez quiera examinarla. Probablemente usted se tranquilizará si le exploran y controlan la frecuencia cardíaca del bebé. Notar cómo se mueve el bebé después de una caída también suele ser muy tranquilizador.

Las lesiones leves en el abdomen se tratan de la forma habitual, es decir, exactamente igual que cuando no se está embarazada. De todos modos, siempre que sea posible, deberán evitarse las radiografías. Después de algunas caídas,resulta conveniente efectuar una ecografía. Esto es algo que depende de cada caso, en función de la gravedad de los síntomas y también de la lesión. Su médico ya se lo indicará.

28-semanas-de-embarazo

Algunos síntomas pueden alertarle sobre la existencia de un problema después de una caída:

  • Sangrado vaginal
  • Pérdida de un chorro de líquido por la vagina, indicativo de que se ha producido una rotura de membranas
  • Dolor abdominal fuerte

El desprendimiento de placenta (tratado en la Semana 33) es una de las consecuencias más graves de una caída o lesión. En estos casos, la placenta se separa prematuramente del útero. Otras lesiones importantes son las fracturas que requieren inmovilización.

Haga todo lo posible por evitar las caídas

Recuerde que su equilibrio y su movilidad irán cambiando conforme vaya engordando durante el embarazo. En la 28 semana de embarazo ya debería notar falta de movilidad. En invierno, tenga cuidado con los pasos de peatones y los vados, pues podrían estar húmedos o helados. Muchas mujeres embarazadas se caen al bajar escaleras. Utilice siempre la barandilla.

A medida que vaya engordando, baje el ritmo; no podrá andar tan deprisa como antes. Teniendo en cuenta que ha cambiado su centro de gravedad y que es posible que tenga vértigos o mareos, es importante que vaya con mucho cuidado para evitar posibles caídas.

El tratamiento de las fracturas

fracturaA veces las caídas o accidentes pueden ocasionar fracturas, algunas de las cuales pueden requerir radiografías y cirugía. El tratamiento de una fractura no se puede posponer hasta después del parto; el problema se debe solucionar inmediatamente. Si se encuentra en este tipo de situación, contacte con su ginecólogo antes de que le apliquen cualquier tipo de tratamiento.

Si tienen que hacerle alguna radiografía, deberían protegerle la pelvis y el abdomen. En el caso de que esto no fuera posible, los médicos deberían sopesar la necesidad de hacerle la radiografía con los riesgos que implica para el bebé.

En una fractura simple que requiera reducción o recolocación del hueso fracturado, puede ser necesario administrar anestesia o analgésicos. A ser posible, siempre es mejor, tanto para usted como para el bebé, evitar la anestesia general. En el caso de que tenga que tomar analgésicos, intente reducir su uso al mínimo.

Si el tratamiento de una fractura requiere la administración de anestesia general, se debería monitorizar detenidamente al bebé. Lo más probable es que la madre no tenga elección. El cirujano y el ginecólogo trabajarán conjuntamente para que tanto ella como el bebé reciban el mejor trato posible.

Lo que oye su bebé

¿Un bebé puede oír algo cuando todavía está dentro del útero?

Diversos estudios indican que los sonidos pueden llegar hasta el líquido amniótico y alcanzar las orejas del bebé en proceso de desarrollo.

bebe

Si usted trabaja en un lugar muy ruidoso, tal vez le interese solicitar que le cambien a una zona más tranquila durante el embarazo. Los datos recopilados en varios estudios sugieren que los ruidos fuertes de carácter crónico y los ruidos puntuales muy fuertes pueden provocar lesiones auditivas en el feto.

No pasa nada con exponer al bebé a sonidos fuertes, como un concierto, de vez en cuando. Pero estar expuesta repetidamente a un ruido de tal intensidad que se vea obligada a gritar para que la oigan, podría ser perjudicial para el bebé que lleva en su vientre.