Datos destacados

Edad del Feto: 31 semanas

Tamaño del bebé: El bebé habrá alcanzado los 2 kg aproximadamente, su longitud de vértex a rabadilla será de unos 30 cm y su estatura total alcanzará los 43 cm.

Tamaño de la madre: la parte superior de su útero se sitúa a unos 33 cm de la sínfisis púbica, unos 13 cm por encima del ombligo.Debería haber ganado entre 10 y 12,5 kg.

Seguirá ganando peso

Conforme su embarazo vaya progresando, seguirá ganando peso. Es posible que ahora esté ganando peso más deprisa que en ningún otro momento del embarazo. Esto se debe a que el bebé está atravesando un período de mayor crecimiento. Es posible que esté ganando hasta 225 g o más cada semana.

Siga alimentándose bien. Es posible que tenga más ardor de estómago que antes, pues el mayor tamaño del bebé no le dejará demasiado espacio para el estómago. Probablemente le sentará mejor hacer varias comidas poco abundantes en vez de comer copiosamente tres veces al día.

La alimentación durante el embarazo

Seguir una dieta equilibrada durante el embarazo es fundamental para garantizar la salud tanto de la madre como del bebé que crece en su interior. Comer verduras frescas, fruta, lácteos, proteínas de carnes blancas y alimentos integrales favorece un desarrollo normal y saludable del embarazo. Sin embargo, tan importante es saber los alimentos que debe siempre incluir en su dieta, como aquellos que es mejor evitar a la hora de preparar su menú. Aunque es cierto que su consumo no es altamente perjudicial para la madre y su futuro hijo, lo cierto es que pueden provocar algunos problemas que se pueden evitar tan solo eliminándolos durante la gestación de la dieta diaria.

33-semanas-de-embarazoUn ejemplo lo encontramos en los alimentos con aditivos. Se desconoce a ciencia cierta de que manera negativa influyen en el desarrollo del feto, sin embargo, recomendamos que se ingieran en la menor proporción posible sustituyéndolos por alimentos naturales sin conservantes ni colorantes. En el caso de las verduras y las frutas, le recomendamos consumir productos ecológicos libres de pesticidas que en nada benefician a la salud tanto de la madre como del hijo. Acostúmbrese a lavar a conciencia todas las frutas y verduras antes de comérselas o cocinarlas, incluso aunque no suela comérselas con piel. Los contaminantes se le podrían quedar adheridos a las manos.

Un consejo, pele la piel de las verduras antes de consumirlas, así se asegura de eliminar la parte más contaminada de pesticidas. Otro de los alimentos que no debería ingerirse durante el embarazo con los pescados, en especial lo grandes, como por ejemplo el salmón, la panga o el emperador, ya que pueden estar contaminados de metales pesados o bifenilos policlorados. Procure abastecer su nevera solo en mercados donde garanticen que el pescado ha sido obtenido de aguas libres de contaminación, como por ejemplo piscifactorías.

 

Peso en un embarazo múltiple

Si está esperando más de un bebé, la alimentación y su aumento de peso es vital para el perfecto desarrollo de los pequeños. Los alimentos son la principal fuente de calorías y nutrientes al organismo, sin embargo, cuando se espera más de un niño recomendamos fortalecer esa alimentación con complejos vitamínicos para embarazadas que refuercen las defensas tanto de la madre como de los pequeños. No se obsesione por los kilos, sin embargo, recuerde que si no coge un peso óptimo al principio de la gestación tendrá más probabilidades de desarrollar preeclampsia,, un trastorno que puede provocar fuertes dolores físicos e hipertensión, además de parir niños con bajo peso, lo que supone un alto riesgo para la supervivencia de los pequeños.

El aumento de peso medio para una mujer de complexión normal que esté esperando gemelos es de unos 20,5 kg aporximadamente. No se alarme cuando su médico le indique el peso que debería ganar. Los estudios muestran que, si una mujer embarazada de varios fetos gana la cantidad de peso deseable, tiene más probabilidades de que los bebés nazcan sanos.