Datos destacados

Edad del Feto: 36 semanas

Tamaño del bebé: El bebé habrá alcanzado los 3,1 kg aproximadamente, su longitud de vértex a rabadilla será de unos 35 cm y su estatura total alcanzará los 47 cm.

Tamaño de la madre: la parte superior de su útero se sitúa a unos 38 cm de la sínfisis púbica, unos 16 o 18 cm por encima del ombligo. Es muy probable que no haya ganado nada de peso. Esto es muy normal en la mayoría de las embarazadas durante las dos últimas semanas.

Exploración pélvica

Durante estas últimas semanas de embarazo es muy probable que su médico quiera realizarle una exploración pélvica para evaluar el progreso del embarazo y si está o no perdiendo líquido amniótico. E dicha exploración el doctor le examinará el cuello del útero para determinar su fortaleza y grosor, proceso que en medicina se denomina obliteración. Conviene saber que para poder llevar a cabo el parto es importante tener una obliteración de útero del 0%, es decir, se haya ablandado y perdido grosor para facilitar el alumbramiento.

28-semanas-de-embarazoOtro de los aspectos a tener en cuenta es la dilatación del cuello del útero. Se considera que la mujer está preparada para dar a luz en el momento en que la abertura del cuello cervical alcanza los 10 centímetros.  En esos momentos el médico hará una exploración pélvica para determinar como viene el bebé, si de cabeza o de nalgas, y en la estación dentro del canal del parto en la que se encuentra el niño. Si la cabeza está alta, es decir, por encima del canal del parto, se dice que se encuentra en una estación de -2. El punto 0 es el inicio del canal del parto y el punto +2 es cuando prácticamente tiene la cabeza en el exterior.

Cuando el médico la explore, es posible que describa la situación en términos médicos. Es posible que le diga que está a “2 cm, 50% y en la estación – 2”. Esto significa que el cuello del útero se ha dilatado 2 cm, se ha obliterado un 50% (borradura del 50%), y la parte del cuerpo del bebé de la presentación (cabeza, pies, nalgas) se encuentra todavía en la estación – 2. Intente recordar esta información. Puede ser de gran ayuda cuando vaya al hospital y la explore el personal médico o de enfermería.

En el caso de que la madre haya dilatado por completo, la obliteración sea del 0% pero aun así el bebé no desciende por el canal de parto, en este caso, es posible que sea necesario realizar una cesárea porque esto se debe a que la cabeza del niño no puede pasar por la pelvis.

Debe saber antes del parto…

¿Me pondrán un enema?

Una de las grandes preguntas que le surgen a toda mujer antes de dar a luz. Puede solicitar uno al llegar al hospital, aunque no es obligatorio. Sin embargo, ponerse un enema antes de dar a luz tiene ciertas ventajas a tener en cuenta, una de ellas es evitar evacuar mientras se da a luz y en las horas posteriores para evitar las molestias asociadas a la episiotomía. Esto hará que su alumbramiento sea más limpio, por lo que se reduce el riego de infección. A pesar de ello, si entra en el hospital con un parto muy avanzado, no se preocupe nunca de si es o no necesario un enema. Expulsar heces mientras se da a luz es algo muy habitual que no debe avergonzar a ninguna mujer.

Parto de riñones ¿Qué es?

Un parto de riñones es cuando el bebé sale con la cara orientada hacia el techo en vez de mirando al suelo. En este tipo de partos la espalda de la madre se ve muy resentida. Lo mejor es que el niño salga mirando al suelo ya que su salida sea más sencilla.  Si el bebé no puede estirar el cuello, probablemente su barbilla colisiones con el pecho provocando dolores lumbares. Este tipo de partos suelen ser más largos por la dificultad a la hora de sacar al bebé, en algunas ocasiones el médico se ve obligado a rotar la cabeza del pequeño para que pueda salir con mayor facilidad.

Los fórceps

Los fórceps son un instrumento que se utilizan en algunos alumbramientos para ayudar a que nazca el bebé. Su uso ha ido disminuyendo exponencialmente en los últimos años, uno de los motivos es el aumento de las cesáreas cuando el bebé no avanza por el canal del parto en detrimento de los fórceps. Esto sucede porque disminuye el riesgo de hacer algún tipo de daño a la cabeza del pequeño al forzarle a salir.

Otro de los motivos de la reducción de su uso ha sido la tendencia a utilizar ventosa como sustitutas.Estas ventosas se adhieren a la cabeza del niño que es arrastrado por el sistema de vacío hacia el exterior. Este método es mucho más seguro para el niño Sin embargo, en caso de que ni las ventosas funcionen, la cesárea es a día de hoy el mejor método para finalizar un parto con dificultades.