Datos destacados

Edad del Feto: 37 semanas

Tamaño del bebé: El bebé habrá alcanzado los 3,25kg aproximadamente, su longitud de vértex a rabadilla será de unos 36 cm y su estatura total alcanzará los 48 cm.

Tamaño de la madre: la parte superior de su útero se sitúa a unos 39 cm de la sínfisis púbica, unos 16 o 20 cm por encima del ombligo. Es muy probable que no haya ganado nada de peso. Esto es muy normal en la mayoría de la madres. Es muy normal que se sienta incómoda y aumenten sus ganas de ir al baño, esto sucede porque el bebé ha bajado y fuerza su vejiga todavía más.

Desarrollo del bebé

Aunque usted apenas haya aumentado de peso en esta última semana, el bebé sigue creciendo en su interior. Con mucha probabilidad deja de sentirlo moverse de la misma manera que en semanas anteriores. Esto se debe porque apenas tiene espacio en su interior y poco a poco va preparándose para el parto. A esta alturas prácticamente todos sus órganos ya se han formado. Los pulmones serán los últimos en hacerlo, de ahí la necesidad de ventilación cuando un bebé nace de forma prematura.

Aspectos que debería saber

¿Puede el bebé enredarse con el cordón umbilical?

Por muchos consejos que haya escuchado, ninguna madre puede hacer nada para evitar que su bebé se enrede durante el embarazo con el cordón umbilical. Tal vez haya escuchado que es conveniente no levantar los brazos por encima de la cabeza ni que estirar los brazos para coger cosas que estén en alto, sin embargo, estas teorías no están ni mucho menos demostradas.

En el caso de que su bebé venga con una vuelta de cordón no se apure ya que no necesariamente debe traducirse en complicaciones en el parto. Únicamente se tomará medidas urgentes si esa vuelta de cordón llega a estrangular al bebé. En ese caso suele recurrirse a una cesárea para que el niño no sufra.

Llegado este punto del embarazo, es posible que piense que no querrá volverse a quedar embarazada por lo incómoda que se encuentra. O tal vez esté convencida de que su familia ya está completa. En este momento, algunas mujeres se plantean la posibilidad de hacerse una esterilización permanente, como la ligadura de trompas.

Ligaduras de trompas

39-semanas-de-embarazoLas madres que tienen muy claro que no quieren volver a tener otro bebé suelen aprovechar su último alumbramiento para que les hagan una ligadura de trompas en el hospital. No obstante, no recomendamos a ninguna mujer tomar dicha decisión tras dar a luz porque hay demasiadas emociones que pueden influenciar en tomar una decisión que no sea correcta. En caso de tenerlo muy pensado, ser estirilizada justo después de dar a luz puede conllevar una serie de ventajas a tener en cuenta.

Un de ellas es que al estar en el hospital puede ahorrarse de nuevo los trámites del ingreso y las pruebas preoperatorias previas. En primer lugar, la mujer ya está en el hospital, por lo que no tendrá que volver a ingresar. Además, si le ponen anestesia epidural durante el parto podrán aprovechar la ocasión para hacerle la ligadura de trompas inmediatamente después de dar a luz. En el caso de que el parto se haya producido sin anestesia, será necesario anestesiarlas para poder llevar a cabo la operación.

La esterilización permanente se puede realizar utilizando varios procedimientos distintos. El más habitual consiste en practicar una pequeña incisión debajo del ombligo, a través de la cual se pueden ver las trompas de Falopio. A veces se extirpa una porción de la trompa, o se coloca un anillo o una grapa para bloquearlo. Este tipo de intervenciones suelen durar entre 30 y 45 minutos.

Si no está completamente segura de si quiere o no hacerse una ligadura de trompas, no se precipite. Tenga en cuenta que se trata de un procedimiento permanente. Aunque las trompas se pueden “desligar”, esta intervención es cara y exige una estancia más prolongada en el hospital: 3 o 4 días. Además, sólo el 50% de las intervenciones tienen éxito, y no se puede garantizar el embarazo.