Ante la idea de cómo quedar embarazada, sepa que usted puede influir sobre uno de los factores más importantes para la salud del bebé: su estilo de vida. Planificando las cosas con antelación, podrá asegurarse de que usted y su hijo se exponen a influjos positivos y evitar los influjos nocivos en la medida de lo posible durante el embarazo.

No hay nada comparable al milagro y la magia de un embarazo. Es una oportunidad para participar en el proceso creador de la vida. Planificar esta experiencia con antelación puede incrementar las probabilidades de que todo vaya bien y de que el bebé nazca sano.

La mayoría de las mujeres se enteran de que están embarazadas al cabo de uno o dos meses de concebir al bebé, y no suelen ir al médico hasta que están de dos o tres meses. Las 12 primeras semanas de embarazo son sumamente importantes, pues en ese momento es cuando se están formando los principales sistemas de órganos del bebé. Antes de que usted se entere de que está embarazada o antes de que vaya al médico, pueden pasar muchas cosas importantes en su interior. Prepararse para el embarazo implica tanto aspectos físicos como mentales.

El embarazo es un estado, no una enfermedad; una mujer embarazada no es una mujer enferma. No obstante, su cuerpo experimentará cambios importantes durante el embarazo. El hecho de tener buena salud antes de quedarse embarazada puede ayudarle a afrontar el estrés físico y emocional asociado al embarazo, el parto y el alumbramiento. Le puede ayudar a prepararse para cuidar de su recién nacido.

¿Cómo quedar embarazada?

Las acciones que figuran a continuación son pasos importantes que debe seguir antes de quedarse embarazada:

  • Conseguir el peso ideal.
  • Empezar a practicar ejercicio regularmente, si antes no lo hacía.
  • Programar las pruebas médicas que tenga pendientes, como radiografías.
  • Programar las vacunas que tenga pendientes, como la triple vírica (sarampión, paperas y rubéola).
  • Considerar cómo encajará el embarazo en sus planes de futuro.
  • Si fuma, déjelo ahora.
  • Si consume drogas o alcohol, déjelo ahora.

Las dos últimas acciones resultan más problemáticas durante el embarazo. Afronte estas cuestiones antes de quedarse embarazada; asegúrese de que no tendrá que preocuparse de ello durante el embarazo. Es mejor que siga aplicando algún método de control de la natalidad hasta que cumpla los puntos de la lista anterior.

Salud general

embarazoDurante los últimos años se ha producido una verdadera explosión en los ámbitos de la tecnología, la farmacología y los tratamientos médicos. Gracias a estos avances, hemos aprendido que el estado de la salud de la madre al principio y durante el embarazo pueden repercutir considerablemente sobre el progreso del embarazo y sobre el bebé en proceso de desarrollo.

En el pasado, el énfasis se ponía en mantenerse sana durante el embarazo. Hoy en día la mayoría de los médicos sugieren considerar el embarazo como si durara 12 meses en vez de 9, lo que implica por lo menos un período de preparación de tres meses. El hecho de preparar su organismo para que goce de un buen estado de salud general puede ayudarle a prepararse para tener un embarazo sano y un bebé sano.

Vaya al médico

Ir al médico para saber cómo quedar embarazada es una buena forma de prepararse para el embarazo. También conviene que elija a una persona para que vele por su salud durante el embarazo. Programe un chequeo médico y coméntele a su médico sus planes antes de quedarse embarazada. Así podrá tener la certeza de que se queda embarazada en el mejor estado de salud posible.

Es posible que usted tenga algún problema médico que debería tratarse antes de que se quede embarazada. Es posible que, si no lo trata convenientemente antes de intentar concebir, le cueste más quedarse embarazada. Tal vez tenga que cambiar la medicación que está tomando o introducir alguna modificación en su estilo de vida.

Pruebas para usted

mamografiaHaciéndose una revisión médica general antes de quedarse embarazada, evitará muchos problemas médicos durante el embarazo. Esta revisión debería incluir una citología y una exploración de las mamas. Las pruebas de laboratorio que se deben considerar antes de quedarse embarazada incluyen la prueba de la rubéola, y la determinación del grupo sanguíneo y el factor Rh. Si tiene 35 años o más, también es una buena idea que se haga una mamografía.

Si ha estado expuesta al VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) o al virus de la hepatitis, solicite también que le practiquen los análisis pertinentes. Si tiene antecedentes familiares de otros problemas médicos, como la diabetes, pregúntele a su médico si debería someterse a alguna otra prueba. Si usted padece algún problema médico de carácter crónico, como la anemia, o ha tenido abortos recurrentes, es posible que el médico le sugiera que se haga otras pruebas específicas.

Radiografías y otras pruebas de diagnóstico por la imagen

Cuando se tenga que someter a cualquier prueba que implique el uso de radiaciones, incluyendo las que se realizan en la consulta del dentista, solicite que le practiquen antes la prueba del embarazo. Entre las pruebas que utilizan radiaciones, se incluyen: radiografías, tac y resonancias. Utilice métodos anticonceptivos fiables antes de someterse a cualquiera de estas pruebas, para descartar la posibilidad de que está embarazada. Si puede programar esas pruebas para inmediatamente después del período menstrual, podrá tener la certeza, sin lugar a dudas, de que no está embarazada.

Historial médico

historial-medicoLa visita que concierte con su médico para comentarle que desea quedar embarazada es el mejor momento para que hablen sobre su historial médico y sobre cualquier problema que haya podido tener en embarazos anteriores. Pregúntele a su médico qué puede hacer para reducir o eliminar las probabilidades de que esos problemas aparezcan en su próximo embarazo. Nos referimos a los embarazos ectópicos, los abortos, las cesáreas o cualquier otra complicación.

También es un buen momento para que hable con su médico sobre la exposición y los problemas asociados a las enfermedades de transmisión sexual o a otras infecciones. Si se ha sometido a alguna intervención quirúrgica o se ha operado los senos, coménteselo. Si está recibiendo algún tipo de tratamiento, indíqueselo también. Si se está medicando, pregúntele si los fármacos que toma son seguros durante el embarazo, y, en caso negativo, cambie a una medicación segura antes de quedarse embarazada.

Antes de acudir a la consulta del médico, lea y conteste al modelo de cuestionario de la página 6. Es posible que este cuestionario se parezca al que le pasarán en la consulta del médico, incluyendo aspectos como el historial médico, su salud actual, los factores de riesgo y similares. Las referencias cruzadas le remitirá en a otras partes de la web Sermamá donde podrá encontrar más información sobre cuestiones específicas. Por ejemplo, si usted es diabética, la referencia que figura aliado de “Diabetes” le remitirá a la página donde podrá encontrar más información sobre este trastorno y sobre cómo puede repercutir sobre el embarazo.

Dejar de utilizar métodos anticonceptivos

Es importante que siga utilizando métodos anticonceptivos hasta que esté preparada para quedarse embarazada. Si usted está a mitad de un tratamiento médico o tiene que someterse a pruebas diagnósticas, finalice el tratamiento o hágase las pruebas antes de intentar concebir. (Si usted no utiliza normalmente ningún método de control de la natalidad, básicamente está intentando quedarse embarazada.) Cuando deje de utilizar el método anticonceptivo que usa habitualmente, utilice otro método alternativo hasta que sus períodos menstruales se regularicen. Puede elegir entre los preservativos, los espermicidas o el diafragma.

Píldoras anticonceptivas

Los médicos recomiendan esperar a tener dos o tres ciclos menstruales normales después de dejar de tomar píldoras anticonceptivas antes de quedarse embarazada.

anticoncetivos