El consumo de drogas en el embarazo pueden desencadenar una serie de defectos congénitos irreparables el desarrollo del bebé. La prevención de su consumo, la educación de la población de riesgo y la rehabilitación de mujeres drogodependientes son puntos de vital importancia para evitar los graves efectos que las drogas ejercen en el embarazo.

Independientemente de la legalidad de estas sustancias, tanto alcohol, tabaco, heroína, cocaína, cannabis o drogas sintéticas son hoy por hoy hábitos desaconsejados por todos los expertos ginecólogos, dietistas u obstétricas.

El mayor problema en este ámbito es que muchos de los consumidores de estas sustancias son mujeres en edad fértil, sobre todo en lo que respecta a alcohol y tabaco. Por ello, en todo seguimiento, suele tenerse en consideración (y suele preguntarse siempre) el posible consumo por parte de la madre. El uso de estas sustancias en la etapa pregestacional o durante el embarazo puede provocar problemas durante el mismo.

En cuanto a los efectos según el tipo de droga, podemos distinguir entre los siguientes:

Tabaco y embarazo

En este apartado tratamos la droga legal más aceptada por la sociedad actual. El incremento del consumo del tabaco ha hecho mella en muchas naciones hasta el punto de ser alarmante. Cada cigarrillo contiene una barbaridad de elementos nocivos, más de 3.000 sustancias entre las que destacan monóxido de carbono, alquitrán, nicotina y mercurio.

Más información

Alcohol y embarazo

los-efectos-de-las-drogas-durante-el-embarazoEl consumo de alcohol durante la gestación se asocia a graves complicaciones fetales, siendo el primer trimestre el período de mayor vulnerabilidad para el feto. A pesar de ello, se aconseja abstinencia total durante todo el periodo de gestación. Aunque el alcohol esté legalizado y aceptado socialmente, los efectos del consumo de estos tipos de drogas en el embarazo son extremos para el feto y la madre.

Más información

Otras drogas

Aquellas drogas de carácter ilícito no solo implican un riesgo social, legal y económico en aquellas personas que las consumen. También ejerce un efecto sumamente negativo tanto en la evolución de la gestación como en el desarrollo del feto, por lo que cualquier embarazo de una mujer drogodependiente es un embarazo de muy alto riesgo. En caso de encontrarse en esta situación, debe acudir a un especialista lo antes posible.

La Cocaína

La Heroína

La Marihuana

Las drogas sintéticas