Una de las preguntas más frecuentes que formulan los padres en ciernes es: “¿Será niño o niña?”.

¿Cómo saber si será niño o niña?

La amniocentesis y el estudio cromosómico pueden revelar el sexo del bebé. Las ecografías también se pueden utilizar para determinar el sexo del bebé, pero a veces se producen errores. Si utilizan la ecografía como método exclusivo para sexar al bebé, no se encapriche con un sexo determinado. Para mucha gente, no saber si será niño o niña forma parte del misterio de tener a un bebé.

A través de los latidos del corazón

Algunas personas creen que latido del corazón del bebé puede ayudar a determinar su sexo. La frecuencia cardíaca normal de un feto oscila entre los 120 y los 160 latidos por minuto.

Algunos creen que una frecuencia cardíaca rápida indica que es una niña, mientras que una frecuencia más baja indica que se trata de un niño. Lamentablemente, esto no está probado científicamente. No presione a su médico para que intente adivinar el sexo de su hijo utilizando este método, pues sólo se tratará de eso: una adivinación. Una fuente algo más fiable tal vez sea que una madre, una suegra u otra persona le indiquen, por el modo en que lleva al bebé, si se trata de un niño o una niña. Aunque no es nuestro caso, algunas personas creen en estas dotes adivinatorias. Algunas personas aseguran no haberse equivocado nunca a la hora de predecir el sexo de un bebé antes de que nazca. De nuevo, esto carece de base científica.

A su médico le importa más su salud y bienestar, y la salud y el bienestar del bebé que su sexo. Su meta consiste en asegurarse de que tanto usted como el bebé, sea niño o niña, están progresando y pasan el embarazo y el parto en perfecto estado de salud de la atención de bebés prematuros.

Nadie desea que un bebé nazca tan pronto, pero lo cierto es que con los nuevos métodos de tratamiento, como los ventiladores, los monitores y la medicación, los bebés prematuros tienen efectivamente más probabilidades de sobrevivir.

nina-o-nino