Tabaco y Embarazo

publicado en: Sin categoría | 0

Efectos del tabaco sobre el embarazo

  • Incrementa las posibilidades de sufrir un aborto.
  • Mayor frecuencia de Embarazo ectópico.
  • Posibilidad de Rotura prematura de membranas.
  • Mayor frecuencia de placenta previa.

Efectos del tabaco sobre el feto

  • Incrementa las posibilidades de prematuros.
  • Posibilidad de muerte perinatal.
  • El bebé suele tener menor peso al nacer (la diferencia puede variar entre 150 y 250 g).
  • Mayor riesgo de infecciones respiratorias y asma en el bebé.
  • Posible aparición e anomalías congénitas.
  • Posibles complicaciones en el desarrollo físico e intelectual.

El tabaco es una de las drogas más aceptadas en la mayoría de poblaciones de todo el mundo. A pesar de los riesgos que ocasiona su consumo, solo un tercio de las madres abandonan el hábito de fumar. Por ello, se hace necesario recordar a las mujeres que el abandono antes de las 16 semanas de la gestación iguala desciende los riesgos al mismo nivel que el que pueda encontrarse una madre no fumadora.

Fumar durante el embarazo: elementos a tener en cuenta

tabaco-y-embarzao

Muchas mujeres confían en los productos sustitutivos del tabaco a la hora de quedarse embarazada. Sin embargo, en la actualidad no existen productos que pueden prescribirse como tratamiento sustitutivo del tabaco. Es importante saber que las terapias sustitutivas de la nicotina, tales como chiches o parches, siguen siendo nocivos para el feto, ya que se han demostrado relaciones entre malformaciones y el consumo de estos productos.

Al no existir ninguna alternativa de consumo, la mejor opción es recibir la ayuda de un médico especializado que identifique el grado de consumo de tabaco y le ayude a eliminar este hábito de forma tajante. También suele funcionar la ayuda de psicólogos que faciliten un colchón al posible trauma psicológico que puede llevar a cabo el proceso de abandono del hábito tabáquico.

El efecto nocivo del tabaco en el embarazo se basa en que las sustancias ingeridas provocan vasoconstricción de la arteria uterina, originando menor perfusión de la placenta y a una menor oxigenación del feto durante todo el tiempo en el que se consume tabaco.

Que debe hacer la embarazada?

En caso de fumar durante el embarazo, lo primero es informarse de los riesgos que conlleva el consumo de esta sustancia. El siguiente paso es pedir información y ayuda médica con la que detectar el grado de dependencia, valorar el consumo y recibir motivación extra para abandonar el tabaco. El médico le aconsejará abstención total o como mucho un consumo de un máximo de 5 cigarrillos diarios. No obstante, su médico hará todo lo posible para que deje de fumar, aconsejándole la visita periódica a centros especializados con atención psicológica.

Puntos relacionados con el consumo de drogas durante el embarazo:

El Alcohol

La Cocaína

La Heroína

El Cannabis

Las drogas sintéticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *