Drogas Sintéticas y Embarazo

Efectos sobre el embarazo

  • – Aumento de las complicaciones obstetricias tales como Abortos, Preeclampsia, Hemorragias o alteraciones placentarias.

Efectos sobre el feto

  • – Anomalías congénitas.
  • – Prematuridad y bajo peso al nacer.
  • – Mayor mortalidad neonatal.
  • – Síndrome de abstinencia.
drogas-sinteticas-y-embarazo

Marihuana y Embarazo

Efectos sobre el embarazo

  • – Posibilidad de parto prematuro

Efectos sobre el feto

  • – Mayor frecuencia de retraso del crecimiento intrauterino y prematuros
  • – Síndrome de abstinencia neonatal.
  • – Mayor frecuencia de tumores de partes blandas y leucemia.

Puntos relacionados con el consumo de drogas durante el embarazo:

El Tabaco

El Alcohol

La Heroína

Las drogas sintéticas

Heroína y Embarazo

Efectos sobre el embarazo

  • – Abortos
  • – Preeclampsia
  • – Hemorragia del tercer trimestre
  • – Alteraciones placentarias

Efectos sobre el feto

  • – Incrementa la posibilidad de nacimiento prematuro.
  • – Retraso del crecimiento intraútero
  • – Aspiración de meconio.
  • – Síndrome de abstinencia neonatal
  • – Anomalías congénitas
  • – Posibilidad de muerte súbita

El embarazo en una mujer toxicómana se considera de alto riesgo con una enorme necesidad de atención especializada y un seguimiento muy estricto de los hábitos, así como la predisposición a revisar cualquier anomalía que surja durante la gestación.

heroina-y-embarazo

Cocaína y Embarazo

Efectos sobre el embarazo

  • – Aumenta el riego de abortos.
  • – Placenta previa.

Efectos sobre el feto

  • – Aumentan las posibilidades de dar a luz de manera prematura.
  • – Posibilidades de muerte perinatal.
  • – Nacimiento con menor peso.
  • – Síndrome de abstinencia neonatal.

Su consumo durante los primeros meses de embarazo puede provocar un aborto espontáneo. En fases más avanzadas, el riesgo contempla un parto prematuro, placenta previa o retraso del crecimiento fetal.

Los bebés expuestos con regularidad a sustancias como la cocaína suelen desarrollar una respuesta de estímulos muy variada, de forma que en algunas ocasiones el bebé es muy inquieto e irritable y en otras, casi no responde a los estímulos.

cocina-y-embarazo

Debe tener en cuenta que los bebés nacidos con bajo peso tienen 20 veces más posibilidades de morir durante su primer mes de vida o desarrollar incapacidades irreversibles, como parálisis cerebral, que los que nacen con un peso normal.

Es importante tener en cuenta que en el consumo de la cocaína, no hay mejor ni peor momento durante la gestación. Cualquier fase del embarazo en el que se consuma cocaína es sumamente adverso para el correcto nacimiento.

Puntos relacionados con el consumo de drogas durante el embarazo:

El Tabaco

El Alcohol

La Heroína

El Cannabis

Las drogas sintéticas

Tabaco y Embarazo

Efectos del tabaco sobre el embarazo

  • Incrementa las posibilidades de sufrir un aborto.
  • Mayor frecuencia de Embarazo ectópico.
  • Posibilidad de Rotura prematura de membranas.
  • Mayor frecuencia de placenta previa.

Efectos del tabaco sobre el feto

  • Incrementa las posibilidades de prematuros.
  • Posibilidad de muerte perinatal.
  • El bebé suele tener menor peso al nacer (la diferencia puede variar entre 150 y 250 g).
  • Mayor riesgo de infecciones respiratorias y asma en el bebé.
  • Posible aparición e anomalías congénitas.
  • Posibles complicaciones en el desarrollo físico e intelectual.

El tabaco es una de las drogas más aceptadas en la mayoría de poblaciones de todo el mundo. A pesar de los riesgos que ocasiona su consumo, solo un tercio de las madres abandonan el hábito de fumar. Por ello, se hace necesario recordar a las mujeres que el abandono antes de las 16 semanas de la gestación iguala desciende los riesgos al mismo nivel que el que pueda encontrarse una madre no fumadora.

Fumar durante el embarazo: elementos a tener en cuenta

tabaco-y-embarzao

Muchas mujeres confían en los productos sustitutivos del tabaco a la hora de quedarse embarazada. Sin embargo, en la actualidad no existen productos que pueden prescribirse como tratamiento sustitutivo del tabaco. Es importante saber que las terapias sustitutivas de la nicotina, tales como chiches o parches, siguen siendo nocivos para el feto, ya que se han demostrado relaciones entre malformaciones y el consumo de estos productos.

Al no existir ninguna alternativa de consumo, la mejor opción es recibir la ayuda de un médico especializado que identifique el grado de consumo de tabaco y le ayude a eliminar este hábito de forma tajante. También suele funcionar la ayuda de psicólogos que faciliten un colchón al posible trauma psicológico que puede llevar a cabo el proceso de abandono del hábito tabáquico.

El efecto nocivo del tabaco en el embarazo se basa en que las sustancias ingeridas provocan vasoconstricción de la arteria uterina, originando menor perfusión de la placenta y a una menor oxigenación del feto durante todo el tiempo en el que se consume tabaco.

Que debe hacer la embarazada?

En caso de fumar durante el embarazo, lo primero es informarse de los riesgos que conlleva el consumo de esta sustancia. El siguiente paso es pedir información y ayuda médica con la que detectar el grado de dependencia, valorar el consumo y recibir motivación extra para abandonar el tabaco. El médico le aconsejará abstención total o como mucho un consumo de un máximo de 5 cigarrillos diarios. No obstante, su médico hará todo lo posible para que deje de fumar, aconsejándole la visita periódica a centros especializados con atención psicológica.

Puntos relacionados con el consumo de drogas durante el embarazo:

El Alcohol

La Cocaína

La Heroína

El Cannabis

Las drogas sintéticas

Qué es la Anemia y cómo afecta durante el embarazo

En caso de tener anemia, no se encontrará bien durante el embarazo dado que se cansará con bastante facilidad y tendrá momentos de vértigo y ciertos mareos.

La anemia en el embarazo, algo bastante habitual

En el organismo existe un equilibrio muy fino entre la cantidad de glóbulos rojos (células encargadas de transferir oxígeno a los distintos tejidos del cuerpo) que se produce y la cantidad que se destruye. La anemia en el embarazo es un trastorno que se caracteriza por un déficit de glóbulos rojos. Si usted está anémica, significa que tiene una cantidad insuficiente de glóbulos rojos.

Durante el embarazo, aumenta la cantidad de glóbulos rojos que contiene el torrente sanguíneo. La cantidad de plasma (la parte líquida de la sangre) también aumenta, y lo hace más deprisa. Su médico controlará los cambios que se vayan produciendo en su sangre mediante la determinación del hematocrito.

El hematocrito mide el porcentaje de la sangre que representan los glóbulos rojos. También le controlará la hemoglobina. La hemoglobina es el componente proteico de los glóbulos rojos. Si usted está anémica, su hematocrito no llegará a 37 y su hemoglobina no llegará a 12.

En la primera visita prenatal se suele hacer una determinación del hematocrito, junto con otras pruebas de laboratorio, que se puede repetir una o dos veces durante su estado, más veces cuando se trata de un caso de anemia en el embarazo.

En el parto siempre se pierde sangre. Si usted es anémica, tiene más probabilidades de necesitar una transfusión de sangre después del nacimiento del bebé. Si usted está anémica, siga las indicaciones de su médico en lo que se refiere a la dieta y los suplementos.

Posibles mareos y vértigos causados por la anemia

Si usted es anémica, es posible que se maree, tenga vértigos, se sienta sin fuerzas o se canse. Le irán controlando el hierro periódicamente durante todo el embarazo. Su médico le indicará si tiene anemia. El embarazo también repercute sobre los niveles de azúcar en sangre. Un nivel elevado de azúcar en sangre (hiperglucemia) o un nivel bajo (hipoglucemia) pueden provocar sensación de mareo, vértigos y desmayos. Muchos médicos controlan periódicamente los niveles de azúcar en sangre durante el embarazo, sobre todo en aquellas mujeres que tienen una historia familiar de diabetes o son proclives a los vértigos y mareos. La mayoría de las mujeres solucionan el problema siguiendo una dieta equilibrada, y evitando saltarse comidas y estar mucho tiempo sin comer. Tenga siempre a mano una pieza de fruta o varias galletas saladas para picar algo cuando le bajen los niveles de azúcar en sangre.

Tomar suplemento de hierro

Incluso tomando suplementos de hierro, algunas mujeres desarrollan una anemia ferropénica durante el embarazo. Hay varios factores que determinan que una mujer sea más proclive a este tipo de anemia durante el embarazo:

  • No ingerir suficiente hierro o no tomar un complejo vitamínico prenatal que contenga hierro.
  • Perder sangre durante el embarazo.
  • Embarazo múltiple.
  • Cirugía en el estómago o intestino delgado (que dificultó la absorción de una cantidad adecuada de hierro antes del embarazo).
  • Consumo de antiácidos, que interfieren con el proceso de absorción del hierro.
  • Hábitos alimentarios inadecuados.

Los suplementos también pueden provocar estreñimiento. Si usted no tolera estos suplementos, es posible que el incremento del consumo de alimentos ricos en hierro, como el hígado o las espinacas, le ayude a prevenir este tipo de anemia en el embarazo.

Anemia falciforme

anemia-falciforme

En las mujeres de raza negra y las que tienen ascendentes africanos o mediterráneos, la anemia falciforme puede provocar problemas importantes durante el embarazo. La anemia en el embarazo se produce en estos casos porque la médula espinal, encargada de fabricar glóbulos rojos, no puede sustituir los glóbulos rojos tan deprisa como se destruyen. Además, en la anemia falciforme los glóbulos rojos son anormales, lo que puede producir un dolor muy intenso. Existe la posibilidad de que usted sea portadora del rasgo de esta enfermedad sin padecerla, por lo que podría transmitírselo al bebé. Si tiene antecedentes de esta enfermedad en su familia, dígaselo a su médico.

Los portadores de esta enfermedad se detectan con un simple análisis de sangre. La anemia falciforme se puede diagnosticar en el feto mediante amniocentesis o biopsia de las vellosidades del corion. Las mujeres portadoras del rasgo de esta enfermedad tienen más probabilidades de desarrollar pielonefritis y de presentar bacterias en la orina durante el embarazo. También son más proclives a desarrollar anemia falciforme durante el embarazo.

Las mujeres afectadas de anemia falciforme tienen episodios repetidos de dolor (crisis falciformes) a lo largo de toda la vida.

El dolor en el abdomen o las extremidades está provocado porque los glóbulos rojos anómalos bloquean los vasos sanguíneos. Los episodios dolorosos pueden ser muy intensos y requerir hospitalización y tratamiento mediante administración de líquidos y analgésicos.

A pesar de que hay más riesgos, muchas mujeres que padecen anemia falciforme tiene embarazos sin complicaciones.

La hidroxiurea ha demostrado ser un tratamiento eficaz, pero su uso implica algunos riesgos. Como no existen datos sobre sus efectos a largo plazo, se recomienda no utilizar esta sustancia durante el embarazo.

Los riesgos asociados a la anemia falciforme para la futura madre son padecer crisis dolorosas, infecciones y hasta fallo cardíaco por congestión. Los riesgos para el feto incluyen una tasa elevada de abortos y partos de feto muerto, estimada en nada menos que el 500/0. De todos modos, a pesar de que hay más riesgos, muchas mujeres que padecen anemia falciforme tienen embarazos sin complicaciones.

Talasemia

Un tipo de anemia en el embarazo menos frecuente es la talasemia, que abunda más en las poblaciones mediterráneas. Se caracteriza por una producción deficitaria de una parte de la proteína con que se fabrican los glóbulos rojos. Si usted tiene antecedentes familiares de talasemia o sabe que tiene talasemia, coménteselo a su médico.

Alcohol y Embarazo

Efectos sobre el embarazo

  • – Aumenta el riesgo a tener infecciones durante el embarazo.
  • – Aborto espontáneo
  • – Alteraciones placentarias
  • – Sangrado vaginal

Efectos sobre el feto

  • – Predisposición a nacimiento prematuro.
  • – Síndrome de abstinencia neonatal.
  • – Anomalías congénitas.
  • – Síndrome alcohólico fetal
  • – Aumento de posibilidades de leucemia.

El abuso del alcohol durante el embarazo se encuentra asociado a una mayor predisposición de encontrarse enfermedades infecciosas, problemas psicosociales, carencia de ácido fólico, abortos espontáneos, sangrado vaginal o alteraciones en la placenta.

Al igual que con cualquier otra droga, para evitar el consumo de alcohol en el embarazo, es vital la educación en edades tempranas para que la población femenina sea consciente de la necesidad de no ingerir alcohol ante cualquier sospecha de embarazo. Del mismo modo, también deben tener en cuenta la importancia de dejar de beber en caso de buscar el embarazo.

Los efectos del consumo de alcohol en el bebé son bastante variados, aunque no por ello, menos graves. Nos encontramos con el síndrome de la abstinencia neonatal en la que el bebé recién nacido sufre dicho síndrome durante las 72 primeras horas tras haberle dado a luz su madre. También tenemos un enorme riesgo de malformaciones congénitas, desarrollo de leucemias y el síndrome alcohólico fetal. Este último es uno de los efectos más grabes del abuso del alcohol, se trata de anomalías congénitas y retrasos intelectuales que marcarán al recién nacido para toda su vida, presentando a largo plazo, problemas de aprendizaje, memoria, atención y comunicación.

Que debe hacer la embarazada?

drogas-y-embarazo

Cuando una mujer bebedora se da cuenta de que está embarazada, lo primero es obtener toda la información posible sobre los efectos adversos del consumo del alcohol durante la gestación, lo que hará ver a la persona interesada que la abstinencia total es la mejor solución en el ámbito del alcohol.

En caso de haber ingerido alcohol al principio del embarazo, es importante la notificación del caso a un especialista, así como no descuidar la prescripción de suplementos y vitaminas que se precisen.

En caso de gran dificultad para no beber, evitar cualquier evento social en los que pueda haber excesos y tentativa al consumo de alcohol. También es de vital importancia la ayuda de amigos y familiares en caso de dependencia severa, de quienes dispondrás una mayor preocupación y disponibilidad para evitar el consumo de alcohol en el embarazo.

Puntos relacionados con el consumo de drogas durante el embarazo:

El Tabaco

La Cocaína

La Heroína

El Cannabis

Las drogas sintéticas

Los efectos de las Drogas durante el Embarazo

El consumo de drogas en el embarazo pueden desencadenar una serie de defectos congénitos irreparables el desarrollo del bebé. La prevención de su consumo, la educación de la población de riesgo y la rehabilitación de mujeres drogodependientes son puntos de vital importancia para evitar los graves efectos que las drogas ejercen en el embarazo.

Independientemente de la legalidad de estas sustancias, tanto alcohol, tabaco, heroína, cocaína, cannabis o drogas sintéticas son hoy por hoy hábitos desaconsejados por todos los expertos ginecólogos, dietistas u obstétricas.

El mayor problema en este ámbito es que muchos de los consumidores de estas sustancias son mujeres en edad fértil, sobre todo en lo que respecta a alcohol y tabaco. Por ello, en todo seguimiento, suele tenerse en consideración (y suele preguntarse siempre) el posible consumo por parte de la madre. El uso de estas sustancias en la etapa pregestacional o durante el embarazo puede provocar problemas durante el mismo.

En cuanto a los efectos según el tipo de droga, podemos distinguir entre los siguientes:

Tabaco y embarazo

En este apartado tratamos la droga legal más aceptada por la sociedad actual. El incremento del consumo del tabaco ha hecho mella en muchas naciones hasta el punto de ser alarmante. Cada cigarrillo contiene una barbaridad de elementos nocivos, más de 3.000 sustancias entre las que destacan monóxido de carbono, alquitrán, nicotina y mercurio.

Más información

Alcohol y embarazo

los-efectos-de-las-drogas-durante-el-embarazo

El consumo de alcohol durante la gestación se asocia a graves complicaciones fetales, siendo el primer trimestre el período de mayor vulnerabilidad para el feto. A pesar de ello, se aconseja abstinencia total durante todo el periodo de gestación. Aunque el alcohol esté legalizado y aceptado socialmente, los efectos del consumo de estos tipos de drogas en el embarazo son extremos para el feto y la madre.

Más información

Otras drogas

Aquellas drogas de carácter ilícito no solo implican un riesgo social, legal y económico en aquellas personas que las consumen. También ejerce un efecto sumamente negativo tanto en la evolución de la gestación como en el desarrollo del feto, por lo que cualquier embarazo de una mujer drogodependiente es un embarazo de muy alto riesgo. En caso de encontrarse en esta situación, debe acudir a un especialista lo antes posible.

La Cocaína

La Heroína

La Marihuana

Las drogas sintéticas

Asistir a Clases pre-Parto durante el embarazo

Al comienzo del tercer trimestre ya debería pensar en inscribirse en Clases Preparto. Es buena idea iniciar cuanto antes las clases de preparación para el parto a fin de poder completarlas antes del final del embarazo. Empezando ahora, tendrá tiempo para practicar lo que ha aprendido.

¿Por qué debería asistir a las clases de preparación?

Durante el embarazo probablemente usted habrá aprendido muchas cosas sobre lo que ocurrirá en el momento del parto hablando con su médico y haciéndole preguntas. También habrá aprendido qué es lo que le espera leyendo materiales que le habrá recomendado su médico, como folletos informativos u otros libros.

Las clases de preparación para el parto son otra forma de aprender sobre esta parte tan importante del embarazo, ya que le ayudarán a prepararse para el parto y el alumbramiento.

¿Quién asiste a las clases de preparación para el parto?

clases-preparacion-para-el-parto

Las clases suelen estar dirigidas a grupos reducidos de mujeres embarazadas que asisten con sus parejas o con otra persona que les vaya a ayudar durante el parto. Se trata de una forma excelente de aprender. Estos cursillos también le permitirá n relacionarse con otras parejas y hacer preguntas. Se dará cuenta de que a las demás mujeres les preocupan las mismas cosas que a usted, por ejemplo, el control del dolor durante el parto. Es bueno saber que no es la única que piensa en lo que se le avecina.

Las clases de preparación para el parto no son sólo para mujeres que se quedan embarazadas por primera vez. Si usted ya ha tenido un hijo pero ha cambiado de pareja, ya hace varios años que dio a luz, tiene alguna duda o le gustaría refrescar lo que le espera, estas clases pueden irle muy bien.

Asistiendo a ellas podrán despejar las dudas y desterrar las preocupaciones que usted o su pareja puedan tener sobre el parto. y así podrá disfrutar todavía más del nacimiento del bebé.

¿Dónde se imparten las clases?

Hay muchos centros donde se imparten clases de preparación para el parto. La mayoría de hospitales, clínicas y maternidades ofrecen este tipo de clases, que generalmente son impartidas por comadronas o enfermeras especializadas en atender partos. Hay distintos tipos de clases con distintos niveles de profundización.

Queremos decir que la profundidad con que se tratan los temas y la duración del cursillo completo varían bastante. Pida a su médico o comadrona que le recomiende alguno de estos cursillos. Tal vez la información que le den le ayude a decidir qué tipo de clases le convienen más.

¿Qué aprenderá?

El objetivo de estas clases es informarles sobre el embarazo, lo que ocurrirá en el hospital, y lo que ocurrirá durante el parto y el alumbramiento. Algunas parejas señalan que estos cursillos son una buena oportunidad para que el futuro padre se implique más. Son una buena oportunidad para que el padre empiece a desempeñar un papel más activo en el parto y también en lo que queda de embarazo.

clases-preparto

Asistiendo regularmente a estas clases, generalmente una vez a la semana durante 4 a 6 semanas, usted podrá aprender muchas cosas que le interesan. En las clases de preparación para el parto se trata un amplio abanico de temas, como, por ejemplo:

  • ¿Le practicarán una episiotomía?
  • ¿Le pondrán un enema?
  • ¿Cuándo es necesario monitorizar al feto?
  • ¿Qué ocurrirá cuando ingrese en el hospital?
  • ¿Le conviene ponerse la epidural o algún otro tipo de anestesia?

Haga estas preguntas a su médico en el caso de que no se las resuelvan en las clases de preparación para el parto.

La hidrocefalia en el embarazo

El cerebro se sigue desarrollando y organizando. El plexo coroideo fabrica líquido cefalorraquídeo, que circula por el interior del cerebro y de la médula espinal. Este líquido debería circular sin restricciones. Si se bloquea algún punto del canal por el que circula y no puede fluir, se puede desarrollar una hidrocefalia (acumulación de agua en el cerebro). La hidrocefalia en bebés provoca un engrosamiento de la cabeza. Se da en uno de cada 2.000 bebés y es la causa de aproximadamente el 12% de todas las malformaciones congénitas.

La hidrocefalia en bebés se suele asociar a espina bífida y se da en el 33% de estos casos. A veces también se asocia a meningomielocele y a onfalocele (hernias en la columna vertebral y el ombligo). Se pueden acumular entre 500 y 1.500 mi de líquido cefalorraquídeo, pero se han encontrado casos en que se ha acumulado mucho más. Lo más preocupante es que el líquido comprime el tejido cerebral.

¿Cómo detectar la hidrocefalia en bebés?

bebe-hidrocefalia

La mejor forma de diagnosticar este problema es mediante ecografías, que permiten detectar la hidrocefalia a partir de la semana 19. En contadas ocasiones, la hidrocefalia se detecta en exploraciones rutinarias, palpando el útero.

Tratamientos ante casos de hidrocefalia

En el pasado no se podía hacer nada para tratar la hidrocefalia antes del parto. Hoy en día, en algunos casos se aplica la terapia intrauterino: tratamiento cuando el feto está todavía en el útero. Hay dos formas de tratar la hidrocefalia dentro del útero. Una consiste en perforar el abdomen de la madre con una aguja realizando una punción en el área del cerebro del feto donde se acumula el líquido. Al extraer parte del líquido acumulado, se reduce la presión ejercida sobre el cerebro. La otra consiste en colocar un tubo en el área donde se acumula el líquido, dejándolo allí para que vaya drenando el líquido constantemente.

La hidrocefalia es un problema de alto riesgo. Los procedimientos que acabamos de describir son muy especializados y debe aplicarlos alguien con una dilatada experiencia en el uso de la moderna tecnología médica. Si le diagnostican este problema, debería consultar a un perinatólogo especializado en embarazos de alto riesgo.

El sistema nervioso del bebé

El sistema nervioso del embrión (integrado por el cerebro y otras estructuras como la médula espinal) se empieza a formar tan pronto como en la cuarta semana de embarazo, momento en que se empieza a desarrollar la lámina neural. En la sexta semana de embarazo, ya se han establecido las principales divisiones del sistema nervioso central.

Estas divisiones consisten en el cerebro anterior, el cerebro medio, el cerebro posterior y la médula espinal. En la séptima semana el cerebro anterior se divide en dos mitades, que se convertirán en los dos hemisferios cerebrales.